Cómo funciona la Cobertura Premium

Todos los alquileres traen una cobertura básica que incluye un seguro a tercero con franquicia (habitualmente más de 1000 EUR ).


Contratando la Cobertura Premium que te ofrece Atrápalo podrás recuperar la franquicia en caso de siniestro.


Aunque hayas contratado la Cobertura Premium, cuando recojas el vehículo, la compañía te pedirá que dejes un depósito que puede oscilar entre los 100 y los 5.000 EUR. Realmente no cogen el dinero de tu cuenta, solo bloquean el depósito en tu tarjeta de crédito y lo desbloquean cuando devuelves el coche, siempre que lo devuelvas en el mismo estado que lo recogiste.


Recuerda que no necesitas contratar el seguro de la compañía cuando recojas el coche ya que estás asegurado.


Si contratas el seguro de la compañía de alquiler acabarás con dos pólizas iguales y no podremos devolverte el dinero.


¿Qué tipo de seguro es este?


El Seguro con Cobertura Premium ha sido diseñado para reembolsar al Titular de la Póliza cualquier importe que se le impute en virtud de su Contrato de Alquiler de Vehículo por pérdidas o daños en el Vehículo de Alquiler.


¿Qué cubre la Póliza?


  • Cualquier franquicia por daños que tenga que abonar;
  • Cualquier franquicia por robo que tenga que abonar;
  • El coste de las reparaciones en cualquier componente externo o mecánico del Vehículo de Alquiler;
  • Cualquier gasto por inmovilización de la Empresa de Alquiler de Vehículos;
  • Gastos esenciales de desplazamiento en taxi o remolcado;
  • Los costes directamente relacionados con la imposibilidad de acceder al Vehículo de Alquiler por haber dejado la(s) llave(s) dentro o haberla(s) perdido;
  • Gastos de administración derivados de cualquiera de los supuestos contemplados en esta sección.

¿Qué NO cubre la Póliza?


  • Equipos adicionales, efectos personales u objetos de valor;
  • Gastos de hotel, vuelo u otros gastos menores;
  • Gastos de limpieza o por daños relacionados con el interior del Vehículo de Alquiler, incluida la bandeja del maletero y la rueda de repuesto (a menos que se deriven de un Incidente);
  • Cualquier suma que haya sido abonada o vaya a ser abonada por un tercero;
  • Las reclamaciones relacionadas con daños o pérdidas sufridos por cualquier tercero, o un vehículo o bien de un tercero;
  • Cualquier daño ocasionado por el hecho de no cumplir los términos del Contrato de Alquiler de Vehículos (entre ellos conducir bajo los efectos del alcohol, repostar con el combustible incorrecto, conducir por pistas, incumplir las leyes locales o el código de circulación, etc.)
  • Cualquier lesión física.