Hay algunas compañías Low Cost que cobran un importe por el equipaje facturado, puede ser por pasajero o por trayecto.


Durante el proceso de compra deberás seleccionar el número de bultos/maletas que deseas facturar el día del vuelo, para que dicho importe sea añadido en el precio de tu billete. En el caso de que no marques ningún bulto para facturar y posteriormente lleves equipaje, la compañía aérea te lo hará abonar en el mismo aeropuerto, aplicándote un recargo sobre el precio que habrías pagado durante la compra.


Durante el proceso de compra pueden aparecer varias opciones dependiendo qué compañía estés contratando.


Atrápalo no puede responsabilizarse del posterior recargo aplicado por la compañía aérea, en caso de que no hayas seleccionado equipaje o bien lleves más bultos de los contratados durante la compra.


Si una vez finalizada la compra deseas añadir alguna pieza de equipaje adicional, deberás contratarlo directamente con la compañía aérea.