Si te retrasas más de 15 minutos de la hora indicada en la reserva, el restaurante se reserva el derecho de conservar la mesa y las condiciones especiales de la reserva. En caso de retraso es aconsejable avisar al restaurante y preguntar al llegar, si se mantendrán las condiciones para evitar sorpresas a la hora de pagar.